Casco de Seguridad en el Trabajo

5 julio, 2017

Existen profesiones de alto riesgo que por seguridad precisan de la utilización de cascos de seguridad pero no vale cualquier casco. En este artículo daremos las claves que todo casco de seguridad debería cumplir para proteger debidamente el cráneo y la vida de los profesionales que los utilizan.

Características del casco de seguridad

Hay que tener claro que un casco de seguridad debe cumplir con una serie de características indispensables para que sea totalmente efectivo. Entre las características más destacadas que debe cumplir cualquier casco destacan las siguientes:

  1. Su recubrimiento exterior debe ser fuerte y resistente a los impactos
  2. Debe estar fabricado con materiales termoplásticos como la fibra de vidrio o el polietileno
  3. El relleno interior no debe ser de material inflamable
  4. Debe ser ligero, ya que en ningún caso debe pesar más de 400 gramos
  5. Que sea de colores claros y tenga suficiente ventilación
  6. Debe ajustarse perfectamente a la cabeza del usuario
  7. Que la badana interna no tenga ningún saliente y que sea permeable al sudor

Si tenemos en cuenta la normativa de seguridad laboral vigente en España, el casco de seguridad es un elemento obligatorio para todos aquellos trabajadores tanto del sector de la construcción, como del sector industrial, entre otros. En general encontramos tres tipos diferentes de cascos de seguridad: clase C, clase E y clase G y esta última, por ejemplo, es la más extendida en la industria minera pues otorga una gran protección  en caso de accidentes o desprendimientos.

Usos y recomendaciones

Hay que recordar que para usar cualquier casco de seguridad primero se deben tener en cuenta una serie de recomendaciones de uso. Como es evidente cualquier casco que haya sufrido un gran impacto, presente grietas o tenga alguna de sus partes deteriorada deberá ser sustituido de manera inmediata por otro nuevo. De igual manera, en trabajos en los que la exposición al sol sea constante, se recomienda utilizar cascos de fibra de vidrio, ya que los de polietileno se deterioran por la acción de los rayos ultravioleta.

Por otra parte, en el caso de trabajos en los que se corra riesgo de sufrir descargas eléctricas, se deben utilizar cascos de seguridad sin orificios y que no tengan ninguna pieza metálica. Por último, siempre hay que tener en cuenta las recomendaciones de uso que disponga cada fabricante.

No hay que olvidar que un casco de seguridad puede salvar nuestras vidas, por lo que hay que ser muy cuidadosos con el uso de estos elementos de protección, sobre todo en trabajos en los que se usa maquinaria pesada. El casco ayuda mucho a prevenir los accidentes de trabajo en las grúa y es muy importante seguir todos los consejos anteriores para asegurarnos de proteger nuestro bienestar. Tanto los empresarios como los trabajadores tienen que asegurarse de que la jornada laboral se desarrolle de la mejor manera posible.

Partes del casco de seguridad

Una vez que ya conocemos las industrias en las que es obligatorio el uso del casco, así como las principales recomendaciones de uso, vamos a pasar a describir las partes que conforman un casco de seguridad pues no hay nada más importante que conocer a la perfección este elemento de seguridad para saber cómo emplearlo a la perfección. Se puede decir que un casco de seguridad está compuesto por diferentes partes, las cuales son todas de gran importancia para que cumpla su función de protección.

En primer lugar, encontramos el ala del casco,  la parte integral del casco que lo rodea por la parte externa del mismo. De igual manera, también rodeando el caso pero esta vez por su parte interior, tenemos la banda del sudor, aquella que está en contacto con la frente y el resto de la cabeza de la persona que utiliza el casco.

El barboquejo, por su parte, es fundamental, ya que es el accesorio que se ajusta a la barbilla para evitar la pérdida del casco durante su uso. Además de la banda de sudor, un casco de seguridad también dispone de la conocida como banda de la nuca cuya función es ajustar el casco al tamaño de la cabeza del usuario.

Protección total

También es importante lo que se conoce como suspensión, nombre que recibe todo el sistema interno del casco que minimiza los efectos de cualquier impacto. Dentro de la suspensión encontramos el tafilete que tiene la misión de ajustar el caso a la cabeza. Por último, la visera es esa parte del casco de seguridad que va desde la zona alta del casco hasta la frente y tiene, entre otras funciones, la misión de proteger los ojos y la visión del trabajador del sol. Como ves, el casco es un elemento complejo que hay que conocer con detenimiento. ¡Toda esta información te será superútil en tu día a día!

Contacto

Elebia Autohooks S.L.U.

Plaça Pere Llauger Prim, Naus 10-11

Polígon Industrial Can Misser

08360 Canet de Mar

(Barcelona) Spain

(+34) 93 543 4706